Tragedia en la cuenca: el padre de una víctima pide más control

Tragedia en la cuenca: el padre de una víctima pide más control

0
Compartir

Santos Torres, el padre de uno de los niños que se ahogó el 7 de junio en el dique San José, habló con La Opinión Austral. Dio detalles del proyecto que impulsa para evitar más accidentes y de la reunión que tuvo con el intendente Darío Menna.

El pasado 7 de junio la Cuenca Carbonífera vivenció una de las jornadas más trágicas en el último tiempo: dos niños de 9 y 10 años que se encontraban jugando con trineos murieron tras al romperse el hielo del dique San José en Río Turbio. Personal de bomberos los encontró a 130 metros de la orilla y uno de ellos sumergido a 7 metros de profundidad.

Las víctimas de este lamentable accidente fueron Brian Ariel Torres (10) y Brian Agustín Navarro (9). El hielo cedió por la poca densidad y espesor y cayeron junto a un perro y el trineo en las aguas heladas. Cuando llegaron a rescatarlos, ya habían fallecido, luego de los intensos trabajos de búsqueda en el lugar.

Santos Torres, padre de Brian Torres, uno de los niños que falleció en el dique San José, habló en exclusiva con La Opinión Austral acerca del proyecto que presentó al intendente Darío Menna para que haya más control sobre esa zona y no se registren otros trágicos accidentes como el que le tocó sufrir a él.

El padre del joven explicó que su intención no es cerrar el dique ni mucho menos, sino que se disponga de un mayor cuidado para brindar seguridad a la comunidad rioturbiense. “En redes se habla de un alambrado”, dijo, al sostener que “lo que yo presenté no habla de cerrarlo con alambre, sí se habló de poner cámaras de seguridad, de garitas”, entre otros puntos.

Reiteró que “en ningún momento lo que estoy pidiendo es cerrar, lo que estoy pidiendo es seguridad, para que no vuelva a pasar algo como lo que le pasó a mi hijo, que les pase a los demás”. También pidió por mayor “capacitación” para los buzos de Bomberos de Río Turbio, ya que para él su intervención no fue óptima.

Además, recordó el proyecto de la asociación de kayak de la ciudad “que presentaron hace bastantes años y lo llevaron a la Municipalidad”, subrayando que desde la entidad deportiva se comunicaron con él y “lo van a recuperar y lo voy a tener también en mi poder, y ahora podré llevar el mío junto con el de ellos al intendente, a los concejales, a todas las personas que se pueda”, afirmó.

Sobre cómo se le ocurrió tomar cartas en el asunto para impulsar una iniciativa en un tema que ha traído polémica en la cuenca, sostuvo que fue 48 horas después de la muerte de su pequeño hijo. “El 7 fue el trágico suceso y el proyecto se me ocurrió el día miércoles 9”.

“Me llamó un amigo de Buenos Aires -recordó- y me dice que tenía unas ideas sobre el dique para elaborarlo y acercarlo a los concejales. Lo presentó el viernes 11 y este martes (22 de junio) volví a hablar con el intendente y me dijo que el proyecto estaba aprobado una gran parte, entre un 70 por ciento”.

En ese sentido, marcó que si bien en el proyecto no está contemplado nada del alambrado, manifestó que es una posibilidad que desde la Intendencia están barajando y que así se lo hizo saber Darío Menna en el último encuentro que tuvieron.

“Tenía miedo del dique”
Sobre cómo vivió la muerte de su hijo, reveló que “yo siempre tenía miedo del dique, siempre le prohibí que fuera a ese lugar, quizás eso fue lo que hice mal desde el principio, capaz que si yo lo llevaba, lo apoyaba a que él fuera a jugar… me daba miedo que no hubiera ninguna clase de seguridad”.

Finalmente, Santos confirmó que “si yo no hacía nada, me callaba y mi hijo murió, después iba a haber dos o tres Brian más, esto iba a seguir así y no tiene que suceder nunca más. Para mi hijo no estoy pidiendo más nada, esto lo pido para los demás chicos, los amigos de mi hijo que les gustaba ir allí”.

“Todavía hay chicos que corren peligro, a los ocho días ya había cinco chicos que estaban jugando en el mismo lugar, sin ningún tipo de control. Exactamente lo que le pasó a mi hijo les va a pasar a los demás, recién ahora me junté con la gente de kayak y están poniendo cámaras”, sostuvo, señalando que la situación preocupa y esperan avances en los próximos días.

¿En qué consiste el proyecto?
En él se establece la creación y designación de un equipo de guardaparques y/o cuidadores y/o socorristas que tengan conocimiento del lugar en cuestión, a fin de que se pueda indicar a las personas que se acerquen a transitar sobre el espejo de hielo cuáles son las zonas con hielo debilitado y, por ende, extremadamente peligrosas.

También solicita carteles indicadores de advertencia, normas de seguridad y estado del hielo, señalización de zonas peligrosas y que el referido cuerpo cuente con los elementos necesarios para realizar el testeo de la zona y hacer una interconsulta con un organismo especializado, para que dicha institución instruya y aconseje al personal designado para tal fin.

La Opinión Austral

Facebook Comments Box
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA