Desvío de vacunas a El Calafate: el gobierno dijo que fue “un...

Desvío de vacunas a El Calafate: el gobierno dijo que fue “un envío complementario”

0
Compartir

El Gobierno habló sobre el desvío de dosis de la Sputnik V en un vuelo a El CalafateEl Ministerio de Salud indicó que “es habitual” el intercambio de insumos entre hospitales dependientes de la órbita nacional. La oposición denuncia un potencial nuevo caso de “vacunatorio vip” en la provincia gobernada por Alicia Kirchner

El Gobierno Nacional explicó la razón por la cual se desviaron dosis de la vacuna Sputnik V en vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a El Calafate.

Este lunes, la diputada nacional Graciela Ocaña hizo una presentación ante el fiscal federal Eduardo Taiano, quien investiga el caso del “vacunatorio vip”, para denunciar un supuesto desvío de 60 dosis de la vacuna de origen ruso, en un vuelo hacia Santa Cruz que habría presentado ciertas irregularidades. Los hechos habrían ocurrido el pasado 23 de enero cuando -según la mencionada presentación- la partida de un vuelo de Aerolíneas Argentinas se habría demorado tras un llamado de una autoridad de la aerolínea de bandera a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

En esa comunicación, se avisó que estaba llegando al aeropuerto un emisario de la entonces secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, para separar unas 60 dosis de la vacuna Sputnik V de un lote que estaba viajando a El Calafate. La persona en cuestión sería Gustavo Javier Bahut, jefe de monitoreo del Hospital Posadas.

“Para que esta extraña separación de vacunas pasara desapercibida, se habría ideado el siguiente plan: la conservadora o refrigeradora que se utilizó para guardar las dosis quitadas del lote, se habría hecho pasar por el escáner destinado al control de la tripulación”, dice la presentación a la que tuvo acceso Infobae. Y agrega: “Por ello, agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria habrían introducido por el escáner las vacunas, y la conservadora se la habrían dado en mano al comandante de la aeronave de apellido Dono para su transporte”.

Efectivamente, ese día, el 23 de enero, hubo un envío de vacunas contra el coronavirus desde el Hospital Posadas al Hospital Nacional SAMIC de la localidad de El Calafate, que se trasladaron en un vuelo de Aerolíneas Argentinas. Lo confirmó el propio Ministerio de Salud de la Nación, a través de un escueto comunicado en el que brindó su justificación de los hechos.

Sin embargo, los números de las vacunas desviadas hacia el hospital de Santa Cruz, de la versión oficial, difieren de la presentación judicial realizada por Graciela Ocaña. En efecto, no serían 60 dosis sino 10, según el Gobierno. “Se envió a pedido de las autoridades del hospital SAMIC una partida de 10 (diez) dosis compuestas de 2 (dos) viales multidosis, de cinco dosis cada uno, de vacunas Sputnik V, componente 1, número de lote 486081120R”, detalló la cartera que conduce Carla Vizzotti.

“Dicha partida fue trasladada ese mismo día a través de un vuelo comercial de Aerolíneas Argentinas que partió del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego reciben todas las vacunas por vía aérea, en vuelos comerciales o aviones sanitarios”, se agregó.

El Ministerio de Salud indicó que “se trató de un envío complementario” de las dosis “solicitado por las autoridades del Hospital SAMIC”, y enfatizó que “el intercambio de insumos entre hospitales dependientes de la órbita nacional es habitual”.

De esta forma el Gobierno justificó el caso, mientras se aguarda saber el rumbo que continuará la denuncia realizada por Ocaña. La hipótesis que pidió investigar la diputada opositora apunta a que esas 60 dosis habría sido parte de un “vacuntatorio vip”. La legisladora solicitó que se verifiquen los registros de las cámaras de seguridad de los aeropuertos de Ezeiza y El Calafate, y que se cite a las personas involucradas.

Santa Cruz es una de las provincias donde se registraron más casos de distribución discrecional de vacunas. A mediados de febrero, se conoció que el intendente de la localidad de Luis Piedrabuena, Federico Bodlovic, se aplicó la vacuna Sputnik V junto a su esposa y su chofer. La información tomó estado público porque salieron a la luz tres audios de esa conversación en el hospital distrital. En ese momento, los trabajadores del centro de salud estaban reunidos en asamblea por considerar que no habían sido tenidos en cuenta para la vacunación, a pesar de ser un área de riesgo permanente.

El gobierno de Alicia Kirchner salió a desmarcarse del escándalo político. “Si hubo un mal accionar hay que hacerse cargo de las consecuencias, y aquellos que tengan alguna responsabilidad responderán también”, sostuvo en ese momento el vicegobernador de Santa Cruz, Eugenio Quiroga, en declaraciones radiales.

También se conoció que fueron vacunados varios adultos mayores en el geriátrico municipal de la localidad de Gobernador Gregores, aunque en ese entonces la provincia de Santa Cruz todavía no había terminado de vacunar al personal de salud. Por ese hecho, renunció el director del hospital local.

En Santa Cruz también hubo un diputado nacional que mintió para poder vacunarse. Se trata de Juan Benedicto Vázquez, quien fue intendente de la localidad de Gobernador Gregores e ingresó al Congreso a fines de 2017. Pese al escándalo todavía sigue en su cargo; de hecho, participó en la sesión del sábado y votó en contra del proyecto de la oposición para investigar los casos de vacunados vip.

Según registros a los que accedió Infobae, el diputado se vacunó con la primera dosis de la Sputnik V el 6 de febrero y fue inscripto en el sistema como parte del grupo de “18 a 59 años con factores de riesgo”. (Fuente: infobae.com)

Facebook Comments Box
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA